Dentro y no fuera

Ir abajo

Dentro y no fuera

Mensaje por Wyvern Irish el Jue Jul 01, 2010 6:00 am

El instituto me sentaba como una patada en las partes bajas de la espalda. Aun tenía el uniforme puesto y la mochila a mis espaldas, eran apróximadamente las 5:30 y hoy por suerte era viernes; salíamos antes de entrenar y tenía un poco de tiempo antes de llegar a casa para pasarme por el templo.
Siempre había sentido curiosidad por entrar en las habitaciones del templo y curiosear, aunque no fuera del todo con su personalidad.
Me caminé los pasillos exteriores; aquello más que un templo parecía un laberinto, hasta que llegué nuevamente a la entrada... caminé un poco más hacia uno de los laterales del templo y encontré de frente un pequeño habitáculo que no llamaba mucho la atención, pero sí lo suficiente como para querer curiosear dentro. Abrí la puerta y lo único que encontré era un viejo trastero con un pozo semi-sellado.
Bajé unas pequeñas escaleras, dejando la puerta abierta por si pasaba algo salir corriendo... Empecé a husmear, pero no había mucho en lo que mereciera la pena indagar; a excepción del pozo. Sentía curiosidad por abrirlo del todo, pero tenía miedo de caerme y no volver a salir...

Un pequeño ruido sonó fuera de la habitación, ''Sería un gato, o un ratón..'' Pensé, trantando de tranquilizarme. Olvidé que estaba cerca del pozo y el sonido volvió a aparecer, esta vez asustándome aun más puesto que se oía cada vez más cerca. No sé de qué manera, tropecé con algo que había en el suelo y me dejé caer en la tabla que cubría poco menos del hueco de la cavidad. No tuve encuenta que eso no soportaría mi peso y ésta cayó y, puesto que tenía medio cuerpo sobre ella caí también.

La aungustia y el pánico me inundaba. Caía y no sabía dónde aparecería o si volvería a ver la luz del Sol. Traté de agarrarme a las paredes y pude frenar bastante la caída, hasta frenar y quedar colgando de una mano en piedra saliente del tunel. El sonido se escuchó de nuevo, sentí un escalofrío en la espalda y una presencia no muy agradable. Rápidamente giré la cabeza hacia la zona en la que creía que se encontraba y encontré algo que no me agradó mucho.

-¡Ahh!

Grité e inconscientemente solté la piedra de la que colgaba... ¿Los demonios también existían en Japón...? Cerré los ojos queriendo despertar de aquella pesadilla angustiosa. Abrí los ojos y el demonio había desaparecido de la vista... pero no su esencia, así que debía de seguir allí.
No quería pensar en eso... me dejé arrastrar hacia el fondo del pozo; con un poco de suerte sobrevivía a la caída.
avatar
Wyvern Irish
Humano
Humano

Cantidad de envíos : 10
Yens : 15303
Fecha de inscripción : 10/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.