Alma en pena

Ir abajo

Alma en pena

Mensaje por Nozomi Bernkastel el Lun Nov 23, 2009 5:06 pm

Nuevamente me encontraba vagando por una de las regiones, el clima que me rodeaba era bastante agradable, aquel bosque era bastante majestuoso, aun llevaba conmigo ese fragmento de la perla que había encontrado en la visita a mi tierra natal, aparte del extraño encuentro con ese demonio no habían vuelto a aparecer bestias que desearan la joya que actualmente me pertenecía, no tenía la mas mínima intención de entregarla, el tiempo que transcurrido con esa joya en mi cuello me hizo algo caprichosa y egoísta con respecto a esta, Spinel volaba sobre mí, algo lo tenía perturbado, me llamaba demasiado la atención su forma de actuar, el no era así ni yo tampoco...
Me detuve y me quite por un instante el fragmento que usaba como collar, este brillaba con un aura pura, de un momento a otro me voltee con una mirada de enojo, había detectado un aroma ciertamente sospechoso, saque una de las espadas que portaba y me puse en guardia, una luz bastante fuerte termino cegándome, logre recuperarme pero para Spinel no era lo mismo, el era una criatura nocturna, apenas soportaba la luz del día, esa luz lo había aturdido hasta el punto de dejarle inconsciente, preocupada y molesta lo levante y comencé a alejarme de el origen de todo aquello.
Seguí corriendo, algo me decía que no era buena idea enfrentar a lo que fuera que nos estuviera atacando, al final, algo sujeto mi pierna y caí, otra luz me cegó, perdí todo rastro de conciencia luego de aquello. Al despertar, escuche una extraña voz hablarme, parecía una voz femenina de una joven, mire a mi alrededor y note que todo estaba absolutamente oscuro, no podía distinguir nada.
-No estés asustada... Lo que sucederá puede que sea para tu propio beneficio...-
A los pocos minutos la voz se hizo entendible y murmuro esas palabras, arquee una ceja, ¿Qué se supone que quería de mi?, no encontraba razones para haberme encerrado en quien sabe qué lugar, también comenzaba a preguntarme que era de Spinel... Aquella cosa, fuera lo que fuera, no tenía razones para haberme encerrado con el... Por lo menos me sentía aliviada de que esa pequeña criatura estuviera a salvo.
-¿Beneficio? No me hagas reír... ¿Qué se supone que puedo esperar de alguien que me ataca de la nada?-
Pregunte de forma retente, no pensaba dejarme engatusar así como así, primero debía explicarme.
-Jaja, puede que tengas razón, pero no encontraba otra manera de atraerte hasta aquí... Necesito tu ayuda...-
-¿Ayuda...?-
Fui interrumpida...
-Por favor déjame terminar... Lo único que deseo es liberarme de este mundo... Para ello, debo transferirle mis habilidades a una persona que sea capaz de dominarlas...-
-¿Quieres darme poderes sin obtener algo a cambio?... Suena poco creíble...-
-Si hago eso si me estás dando algo... Mi libertad... Hace mucho mi cuerpo dejo de existir, sin embargo, mi alma quedo atrapada en este lugar, yo me encargue de atraer a visitantes a este lugar, a cada uno le ofrecía mis poderes, pero al poco tiempo no lograban soportar la magnitud de estos y eventualmente mi alma terminaba regresando a su prisión... Sin embargo, tú eres un Daiyoukai y puedo ver en ti una gran energía, por favor, liberame de este infierno aceptando mi oferta...-
-¿Libertad? Mmm para mi es algo que se puede quitar con mucha facilidad... No es un precio por el cual muchos se rehúsen, de acuerdo... Te ayudare...-
Aquel espíritu tomo una forma parecida a la humana, sonrió agradecida, nuevamente volvía casi a perder la conciencia a causa de un repentino elevamiento de mis habilidades, los latidos del corazón se me aserenaban de manera que sentía que iba a morir, lleve mis manos a la cara con el ceño fruncido, solté varios quejidos, la taquicardia y las demás sensaciones provocadas por la repentina introducción de la escancia de su alma de esa alma en pena.
Al volver a abrir mis ojos, me encontraba tirada en el suelo del bosque, Spinel se encontraba frente a mi lamiendo mis mejillas con algo de preocupación, note que su mirada era de extrañeza, me levante y fui en dirección a la laguna que estaba cerca de allí, necesitaba beber algo, me sentía sofocada luego de lo anterior, al ver mi reflejo en el agua quede perpleja, mis ojos violetas ahora era de color miel, mi cabello estaba mucho más largo que antes, su vestimenta era ahora la de una sacerdotisa, tenía una tiara de oro ciertamente hermosa y su rostro y demás facciones eran totalmente opuestas a las de antes, antes de poder hacer algo mas, la voz de aquella mujer volvió a resonar en su mente.
-Desde ahora tú serás Nozomi Bernkastel... Gracias por todo...-
Spinel se acerco hasta a mí lamiendo mi mano, le mire y sonreí amablemente, tendría que ir acostumbrándome a esto... Quizás no iba a ser tan malo, a paso lento avance para salir de la zona siendo acompañada por la criatura.

{Cambio de escena}

_________________

Quiero que poses tus ojos... en mi verdadero yo
Quiero perdonar... a tu caprichoso yo
Quiero que entiendas... a mi otro yo.
Spoiler:
avatar
Nozomi Bernkastel
Neko Youkai/Bruja/Líder de su Clan
Neko Youkai/Bruja/Líder de su Clan

Cantidad de envíos : 279
Yens : 16418
Fecha de inscripción : 27/07/2009
Edad : 24
Localización : Vagando de region en region

Hoja de Pesonaje
Nombre: Frederica Bernkastel
Raza: Youkai
Fuerza:
100/100  (100/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.